Explore Satisfacer Las, Cambie and more!

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

Image from http://cdn.screenrant.com/wp-content/uploads/Burning-Bush-Moses-Ten-Commandments-Movie.jpg.

Image from http://cdn.screenrant.com/wp-content/uploads/Burning-Bush-Moses-Ten-Commandments-Movie.jpg.

1234

1234

Contemplar el rostro de Cristo reflejado en las tallas que desfilan por muchas de nuestras ciudades, es maravilloso. Ver el rostro de la Verdad siempre conlleva acercarse al misterio de la Voluntad de Dios. Es maravilloso, pero ¿Cuántas personas vieron pasar a Cristo por delante de ellos y no llegaron a intentar tocar, si quiera, su manto? Dios siempre da el primer paso, se presenta ante nosotros de muchas formas, pero espera que nosotros demos el segundo paso.

Contemplar el rostro de Cristo reflejado en las tallas que desfilan por muchas de nuestras ciudades, es maravilloso. Ver el rostro de la Verdad siempre conlleva acercarse al misterio de la Voluntad de Dios. Es maravilloso, pero ¿Cuántas personas vieron pasar a Cristo por delante de ellos y no llegaron a intentar tocar, si quiera, su manto? Dios siempre da el primer paso, se presenta ante nosotros de muchas formas, pero espera que nosotros demos el segundo paso.

Más allá de nuestras mezquindades, exclusivismos y relativismos, Cristo se nos ofrece como símbolo de unidad. Él es la Puerta que permite que nos unamos en una única dirección. Si queremos entrar por la Puerta, nuestras visiones personales quedan relegadas a estéticas secundarias. Pasar por la Puerta implica negarnos a nosotros mismos y aceptar caminar juntos.

Más allá de nuestras mezquindades, exclusivismos y relativismos, Cristo se nos ofrece como símbolo de unidad. Él es la Puerta que permite que nos unamos en una única dirección. Si queremos entrar por la Puerta, nuestras visiones personales quedan relegadas a estéticas secundarias. Pasar por la Puerta implica negarnos a nosotros mismos y aceptar caminar juntos.

En una sociedad postmoderna y en una Iglesia que tiende a ser agnosticista-pelagiana, hablar del Sagrado Corazón de Jesús es un atrevimiento importante. Espero que me perdonen por sacar este tema todos los años. ¿Cómo nos atrevemos a hacer actual esta devoción, cuando vivimos en los tiempos de los flasmobs y los hashtags? ¿Cómo sentirnos interrogados por el Corazón de Jesús cuando lo que está de moda es una espiritualidad indiferente y lejana a toda sobrenaturalidad? Parece que hablar de…

En una sociedad postmoderna y en una Iglesia que tiende a ser agnosticista-pelagiana, hablar del Sagrado Corazón de Jesús es un atrevimiento importante. Espero que me perdonen por sacar este tema todos los años. ¿Cómo nos atrevemos a hacer actual esta devoción, cuando vivimos en los tiempos de los flasmobs y los hashtags? ¿Cómo sentirnos interrogados por el Corazón de Jesús cuando lo que está de moda es una espiritualidad indiferente y lejana a toda sobrenaturalidad? Parece que hablar de…

El camino que nos lleva hacia la salvación necesita de humildad y esta virtud es escasa en nuestros tiempos. Por eso es interesante orar al Señor, de vez en cuando, con la oración del Corazón: “Jesucristo, Hijo de Dios. Ten misericordia de mi, pecador”. Al orar estamos reconociendo a Cristo como Médico y le solicitamos que nos cure de nuestros pecados, infidelidades y desidias.

El camino que nos lleva hacia la salvación necesita de humildad y esta virtud es escasa en nuestros tiempos. Por eso es interesante orar al Señor, de vez en cuando, con la oración del Corazón: “Jesucristo, Hijo de Dios. Ten misericordia de mi, pecador”. Al orar estamos reconociendo a Cristo como Médico y le solicitamos que nos cure de nuestros pecados, infidelidades y desidias.

Toda la sociedad se mueve por apariencias, por simulacros que aceptamos, aunque sabemos que son falsos. La política es una de esas apariencias que todos sabemos que está vacía, pero nos aferramos a ella como si fuera la salvación personal y colectiva. Nos aferramos al activismo que busca aparentar y crear opinión, pero olvidamos que en la guerra de apariencias el cristianismo tiene todas la de perder.

Toda la sociedad se mueve por apariencias, por simulacros que aceptamos, aunque sabemos que son falsos. La política es una de esas apariencias que todos sabemos que está vacía, pero nos aferramos a ella como si fuera la salvación personal y colectiva. Nos aferramos al activismo que busca aparentar y crear opinión, pero olvidamos que en la guerra de apariencias el cristianismo tiene todas la de perder.

Decía Cristo a Pedro, que la comprensión de su divinidad le había sido revelada por el Padre. De la misma forma, la fe no proviene de nosotros mismos, sino de Dios mismos que nos regala esta revelación. Dependerá de nosotros aceptar el regalo o cerrar la puerta asustados. La mente que teme ver la Luz, cierra el corazón antes de que pueda ser iluminado. Teme y desconfía de la Luz, ya que esta le descubre tal como es.

Decía Cristo a Pedro, que la comprensión de su divinidad le había sido revelada por el Padre. De la misma forma, la fe no proviene de nosotros mismos, sino de Dios mismos que nos regala esta revelación. Dependerá de nosotros aceptar el regalo o cerrar la puerta asustados. La mente que teme ver la Luz, cierra el corazón antes de que pueda ser iluminado. Teme y desconfía de la Luz, ya que esta le descubre tal como es.

Pinterest • The world’s catalogue of ideas
Search