Explore The Well, Done and more!

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

Nos llaman fundamentalistas porque tenemos fundamentos y los defendemos con razón y fe: “A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo”. En el fondo todos somos fundamentalistas, porque todos, incluso los relativistas, defendemos nuestros fundamentos.

Nos llaman fundamentalistas porque tenemos fundamentos y los defendemos con razón y fe: “A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo”. En el fondo todos somos fundamentalistas, porque todos, incluso los relativistas, defendemos nuestros fundamentos.

Los cristianos sabemos que nuestra fe no se puede vivir de forma aislada, necesitamos una comunidad. Incluso los eremitas necesitan de una comunidad espiritual y personas que se relacionen con ellos de forma regular. Cristo eligió una comunidad para vivir los tres años de su ministerio público, aunque también buscase momentos y periodos de soledad. Pero vivir en comunidad no es sencillo, es complicado. Supone saber qué compartimos en común y cómo tratar todo lo que no es común.

Los cristianos sabemos que nuestra fe no se puede vivir de forma aislada, necesitamos una comunidad. Incluso los eremitas necesitan de una comunidad espiritual y personas que se relacionen con ellos de forma regular. Cristo eligió una comunidad para vivir los tres años de su ministerio público, aunque también buscase momentos y periodos de soledad. Pero vivir en comunidad no es sencillo, es complicado. Supone saber qué compartimos en común y cómo tratar todo lo que no es común.

With Ireland vote No

With Ireland vote No

The Birth of Jesus in Art: 20 Gorgeous Paintings of the Nativity, Magi, and Shepherds

The Birth of Jesus in Art: 20 Gorgeous Paintings of the Nativity, Magi, and Shepherds

Recordemos el pasaje de Isaías que Cristo leyó en la Sinagoga: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió y envió a evangelizar a los pobres y predicar la redención a los cautivos”. Es interesante entender por qué a los pobres y los cautivos. ¿No se puede evangelizar a una persona que no sea pobre ni cautiva? Para desentrañar este “misterio” pensemos en una de las bienaventuranzas: “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el Reino de los Cielos”.

Recordemos el pasaje de Isaías que Cristo leyó en la Sinagoga: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió y envió a evangelizar a los pobres y predicar la redención a los cautivos”. Es interesante entender por qué a los pobres y los cautivos. ¿No se puede evangelizar a una persona que no sea pobre ni cautiva? Para desentrañar este “misterio” pensemos en una de las bienaventuranzas: “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el Reino de los Cielos”.

¿Cuál es la causa de esto? Mi infinita providencia, que os ha dado este instrumento de la santidad de vida. Todo lo que os doy o permito en esta vida, os sirve de medio para afinar este instrumento, haciendo que su sonido sea cada vez más armonioso y bello. (Santa Catalina de Siena)

¿Cuál es la causa de esto? Mi infinita providencia, que os ha dado este instrumento de la santidad de vida. Todo lo que os doy o permito en esta vida, os sirve de medio para afinar este instrumento, haciendo que su sonido sea cada vez más armonioso y bello. (Santa Catalina de Siena)

Volviendo al símil del puzzle, que utilicé en el post anterior, tendríamos grupos de piezas que se reúnen por color, forma o tipo. A estas piezas les da miedo entrelazarse con piezas de otros colores, porque creen que perderían el carisma que Dios nos ha dado. Muchas piezas andan solas, porque no encuentran un grupo de colores similares a los suyos. Hay piezas que intentan homogenizar todo el rompecabezas y otras pregonan que la unidad ya existe sin que haya que unirse realmente…

Volviendo al símil del puzzle, que utilicé en el post anterior, tendríamos grupos de piezas que se reúnen por color, forma o tipo. A estas piezas les da miedo entrelazarse con piezas de otros colores, porque creen que perderían el carisma que Dios nos ha dado. Muchas piezas andan solas, porque no encuentran un grupo de colores similares a los suyos. Hay piezas que intentan homogenizar todo el rompecabezas y otras pregonan que la unidad ya existe sin que haya que unirse realmente…

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

Para algunas ideologías lo único importante es el entorno natural. Tan importante es la naturaleza que según ellos estaríamos legitimados hasta a suicidarnos para no “estropear” el equilibrio natural. Algunos extremistas proponen la desaparición del ser humano como única solución. En el otro extremo, otras ideologías proponen que los bienes naturales sólo sirven para conseguir ganancias y poder. Entre uno y otro extremo, nos encontramos con una infinita variedad y colorido de puntos de vista

Para algunas ideologías lo único importante es el entorno natural. Tan importante es la naturaleza que según ellos estaríamos legitimados hasta a suicidarnos para no “estropear” el equilibrio natural. Algunos extremistas proponen la desaparición del ser humano como única solución. En el otro extremo, otras ideologías proponen que los bienes naturales sólo sirven para conseguir ganancias y poder. Entre uno y otro extremo, nos encontramos con una infinita variedad y colorido de puntos de vista

Pinterest
Search